Blog
04
03
2016

Psicología deportiva: Levanta la cabeza

Solemos correr con la cabeza gacha, mirando al suelo, como en un estado de trance. Si nos miráramos desde fuera parecería que corremos con humildad, concentrados en lo nuestro, sin querer molestar, pasando sin dejar huella, intentando dejar el camino igual que nos lo hemos encontrado, sin que se note nuestro paso.

Pero cuando corras por la bella isla de La Palma levanta la cabeza porque eres grande, porque hay que ser un superhombre y una supermujer para coordinar los entrenamientos con el día a día. Corre con la cabeza bien alta y disfruta de aquello para lo que te has estado preparando tanto tiempo. Corre con la cabeza alta sabiendo que eres un ejemplo de innumerables valores para las personas que te rodean.

Sí, no creas que exagero lo más mínimo. Eres un ejemplo de constancia, de perseverancia, de espíritu de lucha y de trabajo por objetivos. Un día soñaste con venir a La Palma y un día lo conseguirás. El camino no ha sido fácil, solo tú y los que te acompañan en el faro de Fuencaliente lo saben.

Corre con la cabeza alta pues eres todo un ejemplo de resistencia a la adversidad y de autocontrol. Estés muy entrenado o poco entrenado llega un momento donde todo te duele y ese justo momento es el que vences gracias a tu resistencia y gracias a tu determinación.

Eres un ejemplo de concentración máxima mantenida durante horas y horas. ¿Sabes cuantos pasos darás en La Palma? Cada paso que das te acerca un poco más a la línea de meta. Con cada paso sorteas infinidades de obstáculos. Con cada paso estás transformando un problema en un reto.

Eres un ejemplo de capacidad de adaptación ya que tu entorno es cambiante y exigente. Eres capaz de analizar tu contexto y de buscar en tu repertorio de estrategias el recurso que te permita adaptarte mejor. No importa si te enfrentas a lo desconocido, sabes que estás preparado para hacer frente a lo que sea y sabes que tienes recursos para adaptarte a un entorno cambiante.

Corre con la cabeza alta pues eres un ejemplo de seguridad. Tu seguridad nace de tu concienzuda preparación, de tu atención al detalle, de cuidar tu alimentación, tu equipamiento y tu cuerpo. El secreto del éxito está en los detalles.

Corre con la cabeza bien alta para que quien te vea pueda ver que estás en La Palma gracias a tu capacidad de planificación. ¡Cuántas cosas que planificar! ¿Verdad? Planificamos ciclos de entrenamientos, periodos de descanso, necesidades nutricionales, trabajo, deporte y familia..

Eres capaz de automotivarte y de convivir con el sufrimiento. Eres un ejemplo de libertad a pesar de las circunstancias, de equilibrio y de dinamismo. Pero lo que es más importante, es que eres un ejemplo del espíritu de lucha que todo lo puede.

Nos veremos en La Palma. Me gustaría verte corriendo con la cabeza alta, disfrutando de tu esfuerzo, disfrutando de la isla y disfrutando de todas tus virtudes.

Autor:

Tomás Navarro
Psicologo · Coach · Divulgador
www.tomasnavarro.es

Comentario
2

Deja una Respuesta