Blog
11
03
2016

La importancia de la suela, mediasuela y los elementos de sujeción en el calzado de trail running

Por TRV Press 0

Como hablábamos en el artículo anterior, es muy importante la sujeción del calzado. Una cosa muy importante en las carreras de montaña es utilizar el 7º ojal cuando disponga de el nuestro calzado, el cual no usamos habitualmente y que en la mayoría de las ocasiones desconocemos su función.

1

La misión de este séptimo ojal es aportar un mayor grado de sujeción del calzado sobre el pie, al afianzarlo mucho más al tobillo limitando sobre todo el movimiento hacia delante de nuestro pie, tan importante en las bajadas ya que es cuando hay más riesgo de que impactemos con los dedos contra la punta del calzado causando hematomas en las uñas (uñas negras). Igualmente al limitarse la movilidad del pie dentro de la zapatilla se previene la formación de ampollas, al reducirse drásticamente las fricciones entre el pie y la zapatilla.

Últimamente se ha extendido mucho por parte de las marcas del uso de cordones tipo zip, siendo más rápidos de atar. Pero es muy importante guardar este cierre de zip en el pequeño compartimento que trae en la lengüeta la zapatilla con este tipo de cierre. De esta forma evitaremos posibles enganchones con ramas o salientes con riesgo de caídas.

LA MEDIASUELA

La entresuela o mediasuela es la parte que se encuentra entre la suela y la parte superior. Para muchos esta es la parte más importante de la zapatilla. Desarrolla diversas funciones ya que debe ser capaz de absorber el impacto dando amortiguación al pie al correr y a la vez debe ser capaz de controlar los movimientos anormales y/o excesivos del pie (pronación o supinación).

Los primeros materiales que se usaron para la entresuela de las zapatillas deportivas fueron Etil Vinil Acetato (EVA) y poliuretano (PU). EVA es una espuma ligera que tiene una excelente capacidad de amortiguación. Su principal problema es que se desgasta muy pronto rompiéndose. Una solución es usar EVA moldeado con compresión, haciéndola más firme y duradera. El poliuretano es más duradero pero a consecuencia de eso se pierde parte de su función como amortiguador.

La mayoría de las entresuelas de las zapatillas deportivas que se usan hoy en día están construidas con Gel, Foam u otros materiales específicos dependiendo de la marca comercial. Este tipo de amortiguación hace que la entresuela dure más tiempo a la vez que añade estabilidad y absorción del impacto a la zapatilla. Generalmente es en este aspecto donde se observan las mayores diferencias de calidad de una zapatilla a otra entre los diferentes modelos y compañías. Este es el aspecto en el que comenzó la “guerra tecnológica” de las zapatillas deportivas.

Además también se incorporan termoplásticos para controlar la torsión de la parte central del pie, lo observaremos en la parte inferior, son unas estructuras rígidas que hay en el centro de la suela.

1

  • Un calzado que lleve mediasuela “antipronación” (calzado para pronadores), llevará en la parte interna de la mediasuela una espuma más densa y firme, y normalmente de un color más oscuro que el resto de la suela. Lo podremos comprobar palpando esa zona interna y comparando con el resto de la suela en caso de que toda sea de color oscuro, muy frecuente en las zapatillas de montaña.1
  • Si el calzado lleva mediasuela antisupinación esa espuma más densa estará en la zona externa, aunque son zapatillas que normalmente no se encuentran en las tiendas.
  • Una mediasuela será neutra si no lleva ninguna de estas correcciones o refuerzos externos ni internos. Si dudamos de qué tipo es un calzado, lo más conveniente es preguntar en las tiendas especializadas.

Para conocer nuestro tipo de pisada y por tanto elegir mejor el calzado se recomienda acudir al podólogo para hacernos un estudio de pisada completo, tanto en dinámica como en estática, y mucho mejor si además también se hace en carrera. Si usamos plantillas debemos elegir un calzado neutro, ya que la corrección que necesitamos ya la hacen nuestras plantillas.

LA SUELA

La suela de la zapatilla es una parte fundamental de cara a nuestra elección. Existen muy diferentes tipos de suela, diferentes componentes de goma, y con diferentes dibujos y longitud de tacos.

En el calzado de montaña la goma que se usa suele ser de baja densidad, es decir blanda, para tener un mejor agarre en tierra y hierba, y para tener el máximo agarre dados los desniveles que debemos superar, por eso debemos evitar usar nuestras zapatillas de montaña por asfalto ya que el desgaste de la suela será muy rápido.

El dibujo será muy pronunciado y los tacos largos, ya que precisamos mucho mejor agarre y tracción que en el asfalto.

1

Es importante que la suela se prolongue hasta la puntera de la zapatilla, o bien que la zapatilla disponga de un refuerzo en esta zona, para que nos proteja de impactos en los dedos.

Con estos pequeños consejos seguro que lo tendrás más claro a la hora de elegir una zapatilla de trail.

Autor:

Javier Salinero Martín
Servicio de Podología de Transvulcania

Comentario
0

Deja una Respuesta