Blog
07
04
2017

Donación de sangre y deporte

La donación de sangre es voluntaria, altruista y responsable, requiere de la solidaridad de todos y es un excelente punto de partida para la seguridad transfusional, según los hematólogos especialistas en esta materia.

Desde algún tiempo, los hábitos saludables empiezan a ganar espacio en la vida diaria de las personas, algo loable que nos permitirá vivir más sanos y alargará nuestra vida y una pregunta que suelen hacernos a la hora de donar sangre¿existe alguna recomendación  en relación con el ejercicio físico?. La respuesta en SÍ.

Antes de la donación es importante no acudir inmediatamente tras realizar el ejercicio físico ya que la tensión arterial, la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal deben haberse normalizado tras el esfuerzo. Será necesario también que el donante se hidrate adecuadamente y coma algo para reponerse antes de ir a donar. También es importante que el ejercicio físico que se haya realizado sea el habitual para el donante sin sobreesfuerzos añadidos y también hay que extremar la precaución en personas que no realizan ejercicio físico con frecuencia o que van a donar por vez primera.

Una consulta muy común es si se puede practicar deporte después de donar sangre. La respuesta es sencilla, depende del tipo de deporte y de su intensidad. Se podrá practicar deporte en función también del sobreesfuerzo que vayamos a realizar. En el caso de personas que entrenan regularmente, se recomienda beber mucho líquido en las horas siguientes y, en general, se podrá practicar deporte siempre que ese sobreesfuerzo no sea excesivo.

Sin embargo,  se debe ser más prudente en los casos en que no se practica deporte con asiduidad o bien se realizan entrenamientos intensivos. Entonces, se recomienda dejar pasar un mínimo de seis horas aproximadamente aunque lo ideal sería esperar hasta el día siguiente a la donación.

Es fundamental no estar en ambientes donde haya mucho calor tras la donación y los donantes deben quedar advertidos de la conveniencia de no practicar actividades deportivas tales como motorismo, automovilismo, paracaidismo, escalada, buceo, esquí, etc…al menos hasta el día siguiente después de una noche de descanso.

En cualquier caso, será el médico que atienda al donante, tanto en los puntos fijos de donación como en las unidades móviles, quien hará una valoración individual la conveniencia o no de que se done sangre y el que realice las recomendaciones oportunas.

Como sabemos que para ti la vida es un reto, te proponemos uno cotidiano: DONAR SANGRE DE MODO HABITUAL.Servirá para realizar trasplantes de órganos, para tratamientos oncológicos, intervenciones quirúrgicas, cirugía cardíaca, tratamientos de cáncer, leucemia, etc..Te esperamos en la Transvulcania 2017.

 

Carola Sánchez

Comentario
0

Deja una Respuesta