Blog
18
03
2016

Correr sin riesgo para tu suelo pélvico

El suelo pélvico conforma una pared de músculos que tapiza la parte inferior de la pelvis. Esta importante musculatura actúa conjuntamente con el abdomen, el diafragma y los músculos profundos de la espalda, formando una especie de corsé y estabilizando el tronco durante todos los movimientos de nuestra vida diaria.

Al realizar ejercicio físico, el suelo pélvico debe activarse y responder correctamente a los cambios de presión que se producen en el interior del abdomen, al correr, al saltar o al realizar cualquier tipo de gesto deportivo.

Practicar deporte sin tener en cuenta el estado de tu suelo pélvico puede ocasionar trastornos importantes como la incontinencia urinaria, los prolapsos o el dolor pélvico, llegando a ser un motivo importante de abandono de la práctica deportiva para muchas mujeres y también para algunos hombres

5 recomendaciones que no puedes olvidar

Por ello, y para ayudarte a prevenir estas lesiones, aquí tienes estas Recomendaciones de Fisioterapia:

  1. Si practicas algún deporte de impacto, protege tu suelo pélvico para prevenir lesiones que pueden mermar tu rendimiento o incluso forzarte a abandonar tu deporte favorito. Acude al fisioterapeuta que valorara y establecerá un plan de prevención de tu suelo pélvico.La mayoría de las modalidades del atletismo comprometen en mayor o menor medida tu suelo pélvico, tanto aquellas en las que se ejecutan saltos importantes (altura, longitud, pértiga) como otras en las que se realizan pequeños impactos constantes e irregulares como las maratones o las carreras de montaña.
  1. Fortalece tu suelo pélvico y desarrolla un buen corsé estabilizador del tronco para prevenir estas lesiones.
  2. Si eres mujer, realiza ejercicio físico sin impacto durante las situaciones de riesgo para el Suelo Pélvico como el embarazo, el postparto o si padeces una disfunción del Suelo Pélvico ya diagnosticada, por ejemplo la natación.Evita la realización de ejercicios abdominales convencionales y consulta a tu fisioterapeuta por los abdominales hipopresivos, que evitaran pubalgias, lumbalgias, prolapsos e incontinencia urinaria. En el embarazo, realiza una preparación física específica para mantenerte en buen estado de salud y compensar mejor los cambios musculoesqueléticos que sufrirá tu cuerpo.Realiza una buena reeducación posparto con un Fisioterapeuta especializado en  Suelo Pélvico para recuperarte cuanto antes del parto e iniciar la práctica deportiva sin riesgos para tu periné.
  1. Si tienes síntomas como pérdidas de orina o dolor pélvico, no te resignes a padecerlos en silencio y consulta con un profesional sanitario especializado. Muchos de los trastornos o disfunciones del Suelo Pélvico tienen solución.
  2. Además de todo esto, tener buenos hábitos de salud en general, como tener una buena postura global del cuerpo, una buena alimentación, evitar la obesidad, no beber alcohol, no fumar, un buen descanso y una buena hidratación contribuirán a mantener saludable tu suelo pélvico.

No lo olvides, ¡cuida tu suelo pélvico y saldrás ganando!

Autora:

Mónica Vargas Roca. Graduada en Fisioterapia Col. nº834.
Experta en Suelo Pélvico y Fisioterapia del Deporte.
logo_colegio_fisioterapetutas_canarias

 

Etiquetas para esta entrada
Comentario
0

Deja una Respuesta