Blog
12
02
2016

Aspectos técnicos de los materiales de fabricación del calzado de trail running

En el artículo anterior ya hablamos sobre diferentes consejos y precauciones que debíamos tener a la hora de elegir y comprar el calzado adecuado para la práctica del trail running. En esta nueva edición trataremos diferentes aspectos técnicos sobre estos calzados, para ayudarnos a elegir mejor e ir más informados en el momento de la compra. En este artículo comenzaremos con los materiales de fabricación del calzado.

MATERIALES DE FABRICACIÓN DEL CALZADO

 El calzado deportivo se compone de 3 elementos fundamentales: corte, mediasuela y suela.

El corte es la parte del calzado que rodea y protege nuestro pie. Puede estar confeccionada con diferentes tipos de materiales, desde piel a sintéticos, pero los más adecuados para las carreras de montaña son los materiales sintéticos por su gran resistencia y flexibilidad, además de por ser transpirables y fácilmente lavables.

Dependiendo de la climatología podemos optar por calzados con membrana impermeable tipo GoreTex o similar, pero hemos de valorar si de verdad nos va a hacer falta, ya que encarece el precio de compra y es una membrana delicada, debiendo lavar el calzado con cuidado para no estropearla perdiendo su función.

El conjunto de tiras laterales que “abrazan” el pie en el calzado deportivo no son meros adornos puestos por el fabricante, sino que son tiras estabilizadoras cuya misión consiste en sujetar el pie convenientemente.

109875-2

 

El contrafuerte es una estructura de refuerzo que llevan los calzados de montaña en la zona posterior del talón, y su misión es estabilizarlo en la fase de apoyo, muy importante por ser la fase más traumática e impactante de todo el ciclo de marcha. Hemos de comprobar en la tienda que el calzado presenta dicho contrafuerte, y valorar si es suficientemente consistente (que no se aplaste fácilmente con los dedos como pasa en la zona del empeine o en el lateral del calzado, zonas donde el calzado es más flexible).

La lengüeta es la zona de la zapatilla que protege nuestro pie del roce con los cordones, por lo que ha de ser lo suficientemente acolchada para cumplir esa misión. Existen actualmente algunos modelos de lengüeta que llevan un pequeño bolsillo en la parte alta que sirve para alojar la lazada una vez atados los cordones, evitando así el riesgo de desatarse o incluso una caída porque se enganchen con algún saliente o arbusto mientras corremos. Igualmente existen cordones que no se atan, sino que se retraen con un dispositivo plástico que los une, dificultando así el desatado accidental.

adidas-response-trail-21-detalle-lengueta-560x420

En el siguiente artículo continuaremos hablando sobre los elementos de sujección y apriete, la mediasuela y la suela.

 

Autor:

Javier Salinero Martín
Servicio de Podología de Transvulcania

Comentario
0

Deja una Respuesta